Alavés y Levante aplazan el desenlace del ascenso | deportados

Nada se resolvió en Mendizorroza. Los aficionados del Alavés y el Levante abandonaron de noche el estadio del Paseo de Cervantes, o sevantaron del sofá, con la incertidumbre de saber quién alcanzará un puesto en la máxima categoría la próxima vez. El asunto es que nadie dio pistas sobre lo que puede triunfar el sábado próximo en el Ciutat de Valencia, porque el empate sin goles, aunque beneficie al equipo valenciano en caso de que el partido y la prórroga acaben igualados, no es garantía de nada.

0

Sivera, Rubén Duarte, Abdel Abqar, Nahuel Tenaglia, Sedlar (Laguardia, min. 78), Toni Moya, Carlos Benavídez, Guridi (Rober González, min. 69), Luis Rioja, Mamadou (Villalibre, min. 58) y Abderrahman Rebbach

0

Levante

Joan Femenias, Postigo, Alex Muñoz (Marcelo Saracchi, min. 73), Marc Pubill, Róber, Iborra, Pepelu, Joni Montiel (Soldado, min. 76), De Frutos, Brugué (Vezo, min. 72) y Mohamed Bouldini

goles

Árbitro Víctor García Verdura

tarjetas amarillas Mamadou (min. 42), Abdel Abqar (min. 64), Postigo (min. 79) y Villalibre (min. 88)

Una plaza en Primera División no es cuestión baladí. Hay mucho en juego; desde el dinero hasta la felicidad, aunque el dinero no haga la felicidad, pero es que en este caso pueden ir de la mano. El dinero es para el club, la felicidad para la grada, y el asunto es muy serio. Por eso el Alavés y el Levante se lo tomó así, como si fuera una oposición a notarías, con todos los temas bien estudiados. Y cuando sucede esto, lo que falta es la creatividad, y lo que sobran, los errores.

Aunque haberlos haylos, como en el primer minuto, cuando a Montiel, el cañonero del Levante, le dejaron espacio los defensas del Alavés, y tuvo que ser Sivera quien sacara a su equipo del atolladero.

Después hubo poco para relatar, porque los dos equipos minimizaron los riesgos Durante toda la primera parte. De un ligero dominio para el equipo que visitaba se pasó a cambio de tendencia también sutil, pero no lo suficiente como para ansiosa a Femenías.

La segunda comenzó como la primera, con otro disparo de Joni Montiel y la respuesta de Sivera, pero con el cansancio llegaron más y el partido se hizo más divertido para el espectador neutral, que para los aprovechar de uno y otro espacio para los que todo hijo nervioso y ansioso. Moya obligó a Femenías, también desde lejos, y más adelante Tenaglia conectó de cabeza en un rincón para que detuviera el guardameta.

Worry about the Levante a espacio abierto con De Frutos, que disparó desde la frontal, en los últimos instantes, para que el balón pasara muy cerca del poste, pero también el Alavés con Villalibre, una pesadilla para los centrale, pero que también creció la suya, porque el árbitro le machacó a faltas que solo parecían estar en su imaginación cada vez quería darse cuenta de la vuelta para buscar sus espacios. Pero con los minutos se diluyó el juego, los equipos siguieron opositando a notarías para evitar sustos en defensa, y el marcador final remite al Ciutat de Valencia, donde se sabrá qué ciudad obtendrá el dinero y la felicidad, no obstante por ese orden.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook allá Gorjeoo apuntarte aqui para recibir boletín semanal.