Biden advierte a Israel de que ocupar Gaza sería un «gran error» pero asegura que debe «eliminar» a Hamás

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha afirmado este domingo que Israel debe «eliminar» al Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), que controla la Franja de Gaza, pero ha considerado que una potencial ocupación del enclave «sería un gran error».

«Mira, sobre lo que ha ocurrido en Gaza, en mi opinión, Hamás y los elementos extremos de Hamás no representan a todo el pueblo palestino. Creo que sería un error que Israel ocupara Gaza otra vez. Pero entrando para eliminar a los extremistas, (el partido milicia-chií libanés) Hizbolá en el norte y Hamás en el sur, es un requisito necesario», ha declarado.

Biden ha precisado que, pese a que cree que Hamás debe ser eliminado por completo, «es necesario que haya una autoridad palestina y es necesario que haya un camino hacia un Estado palestino», según declaraciones a una entrevista en la cadena de televisión CBS.

Así, ha insistido en que «ese camino, llamada ‘la solución de dos Estados’, ha sido la política estadounidense durante décadas», aunque reconoce que Israel no está de acuerdo con esa opción «ahora». «Creo que Israel comprende que una porción significativa del pueblo palestino no comparte las opiniones de Hamás y Hizbolá», ha remarcado.

Sin embargo, no ha abogado por un alto el fuego, pese a que el conflicto se ha saldado, por el momento, con las vidas de más de 2.600 gazatíes y 1.300 israelíes, a lo que se suman más de 55 muertos en operaciones y enfrentamientos con las fuerzas israelíes en Cisjordania.

En este sentido, ha asegurado que «Israel tiene que responder» y tiene «que perseguir a Hamás», que considera que «es un grupo de cobardes» que se esconde detrás de civiles. Así, ha acusado a la milicia palestina de ser la culpable de la muerte de civiles en bombardeos israelíes.

«(Los milicianos palestinos) pusieron sus cuarteles generales donde están los civiles y edificios civiles, pero en la medida en que puedan separarse para evitarlo, estoy seguro que los israelíes harán todo lo que esté a su alcance para evitar la matanza de civiles», ha declarado antes de agregar que tiene «confianza en que Israel actuará según las leyes de la guerra».

Mientras que el Gobierno de Benjamin Netanyahu ha ordenado la evacuación de más de un millón de habitantes a la zona sur mientras que está atacando constantemente el enclave, ha impuesto un asedio completo, por lo que hace una semana que los gazatíes no reciben alimentos, combustible, electricidad o agua. Ante esto, Biden se ha limitado a decir que está negociando un corredor humanitario en la zona que permita la salida de civiles y que se introduzcan suministros humanitarios.

El mandatario estadounidense ha reiterado que no hay pruebas de que Irán esté detrás del conflicto en Palestina y ha mandado un mensaje a Teherán y Hizbolá de que no crucen la guerra ni «intensifiquen» la guerra.

«Irán apoya constantemente a Hamás y Hizbolá. Pero en términos de si ellos tenían conocimiento previo o ayudaron planificar el ataque… no hay evidencia de eso», ha zanjado.

Al ser preguntado sobre si Estados Unidos está dispuesto a enviar tropas a esta guerra en Oriente Próximo, ha considerado que no cree «que sea necesario» porque Israel «tiene una de las mejores fuerzas de combate». No obstante, cabe destacar que Washington ha ordenado el envío de dos portaaviones, cruceros y destructores a la región.

«El Gobierno estadounidense tiene el poder de parar la masacre»

Gustavo Petro

Presidente de Colombia

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, ha criticado la posición de Estados Unidos ante el conflicto palestino-israelí, asegurando que sus gobiernos «cada vez confluyen más en estas terribles circunstancias».

«Claro que es un error ocupar Gaza, pero el Gobierno estadounidense tiene el poder de parar la masacre. Si lo hace todo el mundo, presionará a Hamás para liberar los rehenes israelíes y todo el mundo presionará por un acuerdo de paz que permita dos estados libres: Israel y Palestina», ha afirmado.

Petro ha sido uno de los mandatarios más críticos con las acciones israelíes sobre la Franja de Gaza, que ha llegado a equiparar con las de la Alemania nazi. Tanto es así, que las autoridades israelíes han anunciado la suspensión de las exportaciones de equipos de seguridad a Bogotá y el mandatario colombiano ha amenazado con suspender las relaciones bilaterales entre ambos países, porque no «apoya genocidios».

El presidente, que ha apelado a otros países de América Latina a demostrar «solidaridad» con Colombia, «un pueblo independiente, soberano y justo», ha celebrado que la Unión Europea reivindique en su último comunicado la defensa del Derecho Internacional. «El ataque a civiles de manera sistemática está prohibido. Los genocidios están prohibidos», ha insistido.