Expresidente salvadoreño condenado en rebeldía por haber pactado con las maras

El expresidente salvadoreño Mauricio Funes (izquierda), exiliado en Nicaragua, fue condenado en rebeldía el lunes 30 de mayo por un tribunal de San Salvador a catorce años de prisión por haber negociado una tregua con las maras, las bandas criminales que reinarán terror en su país.

La tregua había entrado en vigor en 2012 y había recibido el apoyo de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que la había llevado a cabo » garantizar «. Solo duró de unos meses a poco más de un año, según las fuentes. Este exjefe de Estado fue condenado a ocho años de prisión por pertenecer a grupos ilegales, así como a seis años de privación de libertad por incumplimiento de sus funciones, anunció la Fiscalía General de El Salvador en su cuenta de Twitter.

Además del señor Funes, su exministro de Justicia y Seguridad, David Munguia Payes, fue condenado a dieciocho años de prisión (ocho años por pertenecer a grupos ilegales, seis años por incumplimiento de sus funciones y cuatro años por arbitrariedades) , según la misma fuente.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores En El Salvador, el futuro incierto de la tregua con las maras

69.000 mareros presos

El acusado “permitió que las bandas criminales se fortalecieran económica y territorialmente a cambio de reducir la tasa de homicidios entre 2011 y 2013 para que el gobierno de turno los beneficie y favorezca para las elecciones”explica la fiscalía general.

El señor Funes, de 63 años, también procesado en El Salvador por corrupción, encontró refugio en 2016 en Nicaragua que le otorgó la nacionalidad en 2019, cerrando la puerta a cualquier posibilidad de extradición. El presidente salvadoreño Nayib Bukele dijo en marzo de 2022 » la guerra « a las bandas criminales y desde entonces su país está sujeto a un estado de excepción. Durante los últimos catorce meses, cerca de 69.000 presuntos miembros de las maras han sido arrestados sin orden judicial y encarcelados.

A pesar de las críticas de las ONG de derechos humanos y de la Iglesia católica sobre la celeridad del método utilizado, nueve de cada diez salvadoreños aprueban este » guerra « sin piedad contra las maras.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores En El Salvador, las zonas grises de la «guerra contra las pandillas»

El mundo con AFP