Sofía Castro reveló la presión que sufrió durante los años en que su padrastro fue Enrique Peña Nieto: “No tuvieron piedad. Destrúyeme” | Gente y estilo de vida

Enrique Peña Nieto, Sofía Castro y Angélica Rivera, en una imagen difundida en redes sociales.

Sofía Castro ya dio el salto al formato más relajado y sin presiones de YouTube y el entrevistador Yordi Rosado para nada más que enterarse del escenario en el que su madre, Angélica Rivera, estuvo casada con el entonces presidente de México, Enrique Peña Nieto. La joven actriz tuvo que lidiar con la presión de estar en el punto de mira del ojo público mientras mientaba desarrollar una carrera por su cuenta en el mundo de las telenovelas. Castro acudió a una terapia duradera años para lidiar con los problemas, como la bulimia et la anorexia, que le terminaron estar en el centro del huracán de la política mexicana.

Durante su entrevista con el creador y productor de contenido Yordi Rosado en su canal de YouTube, la actriz de 26 años ha dejado constancia de los duros momentos que pasó sobre el escenario de Los Pinos, la antigua residencia presidencial. «Fue un shock pensar que mi padrastro era el presidente, y mi madre la primera dama. Nos dijeron lo que implicaba, que era una posición de mucha responsabilidad, que uso que tener prudencia», contaba Castro.

Los siguientes años pretendieron vivirlos al día, lidiando como pudieron con las situaciones que se presentaban a medida que su padre era cada vez más criticado por sus políticas. Pero recuerda con especial amargura el acoso en redes sociales, sobre todo derivado de la supuesta frivolidad de la vida que ella mostró en sus redes sociales mientras su padrastro evadía los problemas de violencia que acechaban al país.

“Siempre hicimos lo mejor que pudimos, aguantamos vara, porque la gente fue fea, me dijeron cosas en redes sociales bien feas. Me costó mi autoestima, y ​​​​me cerró un montón de puertas. Sí tuve oportunidades y experiencias únicas, pero en la política es blanco o negro, no hay grises”, contó la actriz de la telenovela tierra de esperanza. Castro tuvo que surgir a terapia por serios problemas emocionales que derivaron del odio hacia su cuerpo que recibió de las redes sociales. “Me costó mucho la crítica, me deprimió muchísimo, no me gustó salir. No me podía ver al espejo”.

Yordi Rosado es conductor, productor y autor mexicano, incluso en su canal de YouTube realiza una serie de entrevistas a personajes relevantes como el cómico Francisco Escamilla y entre ellos a Dwayne Johnson, el actor estadounidense conocido coloquialmente como La roca. Antes de lanzarse al mundo independiente de internet, Rosado fue locutor de W Radio y productor de los programas que pex y Despierta, que se emite en la radio durante doce años seguidos.

La actriz cuenta que sufrió serios problemas alimentarios, «de hacer dieta» hasta sufrir bulimia y anorexia por cómo la utilizaron en las redes sociales. “No tenian piedad, no tuvieron piedad en cómo me agredieron, en cómo se ensañaron conmigo. Puedes o no estar de acuerdo, pero por qué lastimar y agredir. A mí me destrozaron”, ha dicho emocionada Castro colgante la entrevista de hora y media.

Además de su físico, recibió muchas críticas por algunas de las fotos que subían a sus redes sociales. En una ocasión, su diseñador sufrió una foto de Castro con un vestido de Dolce & Gabbana de 7.275 dólares, guante rojo y un vestido impecable. La polémica que suscitó esta foto en México llevó a la estilista a cerrar su cuenta por el odio que recibió. Los ciudadanos estaban cabreados porque, al tiempo que la familia de Peña Nieto daba esos lujos, el presidente anunciaba recortes millonarios del gasto público para reducir la caída en el precio del barril de crudo.

Peña Nieto se divorció en 2019 de Angélica y hasta hace poco estaba saliendo con Tania Ruiz, una modelo de 35 años con la que terminó enero de este año. «Enrique y yo ya no estamos juntos», dijo Ruiz a la revista Hola !. El expresidente está ordenado en Madrid y asegura que ambos seguirán viviendo allí. El exmandatario lleva tres años sin pisar tierras mexicanas y el pasado septiembre se perdió la boda de su hija, Paulina Peña Pretelini.

Suscríbete aquí a la Boletin informativo de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país